BARRITA ENERGÉTICA O PROTÉICA ¿QUIERES SABER CUÁL ES LA MÁS APROPIADA PARA TÍ?

Las barritas son un complemento alimenticio muy socorrido tanto como tentempié como antes, durante o después del ejercicio.

Los beneficios que puede aportarte una barrita son distintos según su composición, por lo que es importante tenerlo en cuenta a la hora de elegirla.

Las barritas energéticas son ricas en hidratos de carbono, lo cual se traduce en un aporte rápido de energía extra.

¿En qué situaciones te pueden venir bien? Pues en aquellas ocasiones en las que realices un ejercicio físico intenso y necesites un aporte de energía rápido: ciclismo, trail, running, fútbol, baloncesto…

Dentro de las barritas energéticas tenemos las generation UCAN, cuyo componente principal es el almidón de maíz Superstach, que es de absorción lenta, lo cual garantiza 2 horas de energía constante, sin picos ni caídas bruscas (una bomba, os aconsejo probarlas).

Las barritas proteicas tienen como componente principal proteínas, contribuyendo a aumentar y conservar la masa muscular. Por ello, su ingesta es muy adecuada después de un ejercicio muscular intenso tras una sesión de pesas en el gimnasio, fitness, natación o boxeo.

Tanto unas como otras, se pueden consumir como snack entre horas, de almuerzo o merienda. Son una manera de ingerir algo rápido y saludable cuando estás fuera de casa y no puedes comer una comida completa.

CÓMO AFRONTAR LA SEMANA PREVIA A LA BEHOBIA/SS

La semana previa a la Behobia/SS , y a cualquier competición en general, es fundamental para obtener un rendimiento satisfactorio el día de la carrera.

Hay una serie de factores básicos que hay que tener en cuenta los días previos a una prueba deportiva como la Behobia/SS. Seguro que se os ocurren muchos más, pero en este artículo hemos querido centrarnos en LA ALIMENTACIÓN, EL DESCANSO Y EL CONTROL DE LA CARRERA.

LA ALIMENTACIÓN Y LA HIDRATACIÓN son importantísimos durante esos días antes de la carrera. Debemos tener en cuenta que la energía que vamos a necesitar durante la competición va a ser mucha y, por ello, necesitamos tener nuestras reservas de glucógeno a tope.

Y, ¿cómo lo conseguimos?

Los HIDRATOS DE CARBONO van a aumentar nuestras reservas de glucógeno. Tenemos que consumir carbohidratos de calidad: pasta, pan y cereales integrales, frutas, verduras, legumbres… van a ser las fuentes de hidratos más adecuadas y lo ideal es que supongan un 70% del aporte energético durante esos días previos.

Los FRUTOS SECOS también son importantes, ya que nos aportan grasas saludables y aumentan nuestra energía.

La PROTEÍNA nos ayuda a no perder masa múscular, vital teniendo en cuenta el esfuerzo que estamos y vamos a realizar. Por lo que deberemos consumir lácteos y derivados, huevos, carne y legumbres.

Todo este consumo teniendo en cuenta siempre el equilibrio entre nutrientes ( recuerda que los hidratos de carbono deben suponer el 70% de tu dieta) y distribuyendo la ingesta en 5-6 tomas al día de alimentos.

Recuerda también que es importante hidratarse adecuadamente antes, durante y después de la carrera. Durante el día previo a la carrera es conveniente tomar unos 2 litros de agua.

EL DESCANSO es fundamental para llegar en las mejores condiciones físicas y mentales posibles a la carrera. Hay que dormir 8-9 horas los días previos y no sobreentrenar. El trabajo ya está hecho, nos hemos preparado lo suficiente los meses previos y estos últimos días hay que dejar que nuestros músculos se recuperen para que estén en las mejores condiciones. Por ello, esta última semana, realiza algún entrenamiento más corto y estiramientos. Es conveniente dejar los 3 últimos días de descanso.

EL CONTROL DE LA CARRERA te ayudará a reducir tus nervios y te asegurará un mejor rendimiento. Visualízala, conoce el recorrido, planea el ritmo que vas a llevar en cada kilómetro, planea en que avituallamiento vas a tomar algún gel o vas a beber agua…

Y, SOBRE TODO, ¡¡¡DISFRUTA DE LA CARRERA!!!