EL OMEPRAZOL NO ES EL MEDICAMENTO ADECUADO PARA LA ACIDEZ

¿Eres de esas personas que toman un omeprazol cuando comen o beben en exceso? Pues debes saber que no es lo más adecuado.

El omeprazol, aunque vulgarmente se le llame protector de estómago, no  protege, es un inhibidor de la bomba de protones, por lo que su función es reducir la producción de ácido en el estómago. Si lo tomamos después de la comida el ácido ya estará producido, por lo que no tendrá el efecto que queremos. Por lo tanto, sus indicaciones son: reflujo gastroesofágico, úlceras gástrica y duodenal y tratamiento del Helicobacter Pylori.

Para estas situaciones, tenemos Neo Bianacid , que es un producto sanitario natural que contrarresta de forma inmediata el ardor, el dolor y la sensación de acidez. Forma sobre la mucosa una película con efecto barrera que la protege del contacto con los jugos gástricos y las sustancias irritantes.

Sus aplicaciones son muchas.

– Trastornos relacionados con la acidez

– Síntomas de dificultad digestiva (ardor, pesadez y meteorismo)

– Prevención de la irritación mucosa en caso de toma de antiinflamatorios, estrés, alimentación y estilos de vida inadecuados…

Puede tomarse incluso por periodos prolongados y en embarazo, lactancia y niños mayores de 6 años.

Es de origen 100% natural, con ingredientes de agricultura biológica, sin gluten y con sabor agradable.

¡No puede faltar en tu botiquín!

USOS Y ABUSOS DEL OMEPRAZOL

USOS Y ABUSOS DEL OMEPRAZOL

El fondo de armario de todos los botiquines…

Para el malestar de estómago, cuando me tomo un ibuprofeno, si voy de cena y me paso, por supuesto para la resaca, cuando tomo antibióticos (“no tengo probióticos, pero tengo omeprazol”) y montones de situaciones más que seguro te suenan.

El omeprazol está indicado en el reflujo gastroesofágico y en la úlcera gástrica y duodenal. El resto de indicaciones, incluidas las de la vecina del 5º, son ficción y cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.