LIMPIEZA FACIAL Y CORPORAL. IMPORTANTES E INSUFICIENTES

LIMPIEZA FACIAL Y CORPORAL. IMPORTANTES E INSUFICIENTES

Cuando vamos a iniciar un tratamiento cosmético ( antiedad, hidratante,..) o queremos tratar un problema en la piel ( rojeces, dermatitis, manchas…) elegimos con mucho cuidado la crema que vamos a utilizar. Preguntamos a expertos, buscamos información y comparamos entre distintos productos, siempre con la idea de que el tratamiento sea lo más efectivo posible. Sin embargo, nos olvidamos de limpiar adecuadamente nuestra piel , algo básico si queremos conseguir los mejores resultados posibles.

En los tratamientos faciales, si no se realiza antes una adecuada limpieza, los poros estarán obstruidos y no aprovecharemos las propiedades de las cremas que utilicemos, ya que los ingredientes activos difícilmente podrán ser absorbidos y alcanzar las capas más profundas de la piel.Además, podría generarse acné debido a esa obstrucción.

Aunque no se use maquillaje es conveniente limpiar el rostro, ya que se acumulan sudor, grasa y contaminación ambiental ( esta puntualización va dirigida sobre todo a los hombres ).

Os recomendamos limpiar el rostro dos veces al día, mañana y noche, puede dar pereza, pero en cuanto se convierta en una rutina diaria ya veréis como os sentís mejor y notais que los tratamientos son más eficaces.

Hay varios tipos de limpiadores:

  • Tratamientos en un paso (vamos, para perezosos):
  • Aguas micelares: Son muy cómodas ya que sirven para cara, ojos y labios. Se aplican empapando un algodón y no necesitan aclarado.
  • Jabones y espumas: Ideales para aquellos a los que les gusta limpiarse con agua. Suele ser el preferido de los chicos.
  • Toallitas limpiadoras: No deberían ser tu primera elección, ya que su capacidad de limpieza es menor y resecan la piel, pero son el aliado perfecto para llevar de viaje, al gimnasio, y para ocasiones en las que nos puede el cansancio.

Tratamientos en dos pasos: Para una limpieza más profunda. Se utiliza leche y tónico facial. En primer lugar, se aplica la leche sobre el rostro y se retira el exceso con un algodón., de esta manera limpiamos el rostro. Luego se aplica el tónico, que cierra el poro y elimina cualquier impureza que la leche no haya eliminado. Se impregna un algodón y se aplica por todo el rostro.

Limpiadores de ojos: Se recomienda utilizar siempre productos específicos para limpiar los ojos ya que la piel de esta zona es más fina y sensible (sino después nos quejaremos de que nos pican los ojos).

Además de todos éstos, también hay limpiadores específicos para cada tipo de piel (seca, normal/mixta o grasa) y para tratar distintos problemas como manchas, rojeces, etc.Osea, todo un mundo. Así que, si tienes alguna duda sobre cuál sería el más adecuado para tí, no dudes en consultarnos.

La limpieza corporal es otra asignatura pendiente…ojo, que no os estamos llamando guarros, eh?pero, ¿estáis seguros de que usais el producto más adecuado?

La piel es una de nuestras barreras protectoras más importantes. Un cuidado apropiado puede mejorar patologías y ayudar a que luzca menos seca y rugosa, en definitiva, más sana.

Cuando nos lavamos con un jabón no apropiado eliminamos los lípidos propios de la piel que hacen de barrera protectora. Imaginaros la importancia que puede tener mantener esa grasa natural en una piel con patologías como pueden ser dermatitis, psoriasis o incluso, diabetes. Debemos evitar aquellos productos que sean agresivos y decantarnos siempre por productos suaves.

Los jabones Syndet (jabones sin jabón) y los jabones de aceite pueden ser una buena opción, ya que no alteran el manto lipídico natural de la piel y respetan el pH fisiológico de la misma. Además, hay jabones con propiedades añadidas que llevan camomila, avena, urea…

En definitiva, demos a la limpieza la importancia que se merece. Podemos gastar tiempo y dinero en seleccionar la crema ideal pero, si no realizamos una limpieza adecuada, estamos desaprovechando sus propiedades e incluso nos puede parecer que el tratamiento no es eficaz, cuando en realidad la culpa sería nuestra…

POR UNA PIEL SANA E HIDRATADA, POR FAVOR, ¡¡¡LÍMPIALA ADECUADAMENTE!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.