FITOTERAPIA EN EL CONTROL DE PESO

El verano y el buen tiempo están a la vuelta de la esquina (o así debería ser). Sabemos que vamos un poco tarde para empezar con la operación bikini, pero desde la farmacia Raquel Domínguez os queremos ayudar a culminar con la preparación para el verano con algunos trucos de fitoterapia (ciencia que estudia las plantas). Siempre recordando, eso sí, que los milagros no existen, y que habrá que acompañarlo con una alimentación saludable, evitando el sedentarismo y bebiendo 2 litros de agua al día.

Igual que las dietas tienen que ser personalizadas, también el tratamiento con las plantas medicinales será individualizado dependiendo del mecanismo de acción de éstas. Algunas actúan provocando disminución del apetito, bien induciendo sensación de saciedad o bien inhibiéndolo a actuar sobre los centros del sistema nervioso central, otras promueven el consumo de los depósitos lipídicos.

PLANTAS PARA DISMINUIR EL APETITO

FUCUS. Debido a sus componentes, cuando se administra con suficiente cantidad de líquidos induce saciedad y actúa como regulador intestinal. También el contenido en yodo  podría inducir hipersecreción de hormonas tiroideas y por ello un incremento en el catabolismo de las grasas en los adipocitos (nuestro metabolismo va más rápido y consumimos antes os depósitos de grasas). Este contenido en yodo hace que sea necesario un estricto control sanitario.

PLANTAGO OVATA. Los principios activos de esta planta, igual que con el fucus, se hinchan en contacto con el agua, formando un gel viscoso muy voluminoso. De esta forma ejercen un efecto saciante y regulador intestinal. Además retardan la absorción de algunos nutrientes.

PLANTAS PARA DISMINUIR LA ABSORCIÓN Y METABOLISMO DE LAS GRASAS

TE VERDE. Las propiedades medicinales del té son conocidas desde la antigüedad, sobretodo en China. Los componentes del té actúan por un lado inhibiendo la absorción de ácidos grasos, y por otro incidiendo en los mecanismos de síntesis de éstos.  Las dosis recomendadas serían 1800 mg/día de hojas pulverizadas, repartidas en dos tomas, preferiblemente por la mañana y al mediodía para evitar el efecto estimulante de la cafeína.

GUARANÁ. Se ha empleado tradicionalmente para el tratamiento de diarreas ligeras. Es estimulante del sistema nervioso central por su contenido en cafeína, y astringente por sus taninos. Aunque no existen ensayos clínicos que avalen la eficacia adelgazante, se le atribuye esta propiedad porque su composición se asemeja a la del té verde.

PLANTAS PARA REDUCIR EL SOBREPESO EN CASOS ESPECIALES

Aunque el objetivo principal del tratamiento del sobrepeso es la disminución de la materia grasa acumulada, en determinadas situaciones, el sobrepeso puede estar asociado a una excesiva retención de líquidos por lo que se pueden aconsejar plantas diuréticas  para acompañar la dieta.

ALCACHOFERA. Seguramente ya os sonará como diurético, y es que ayuda a reducir el peso corporal por su efecto depurativo, que favorece la digestión y tiene un efecto diurético suave.

ORTOSIFÓN. Facilita las funciones de eliminación de los líquidos, por lo que además de como complemento dietético para aumentar la diuresis, se puede utilizar también en molestias urinarias leves, porque favorece el lavado de las vías urinarias.

COLA DE CABALLO. Además de las funciones diuréticas, por las que se añade a esta planta en este grupo, también es característica la función de remineralización de esta planta, que ayuda a fortalecer el cabello y las uñas.

farmacia online Raquel Domínguez
Amaia, farmacéutica adjunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *